Descargar DEFENSA DE LA CREACION gratis en español 2018

DEFENSA DE LA CREACION jose-antonio-de-ory
Titulo
DEFENSA DE LA CREACION
Idioma
Castellano / Español
Categoria
Arte
Paginas
259
ISBN
8494856057
Comentarios
1
Fecha
Etiquetas
Arte, Bellas Artes y Aplicadas, Bellas Artes
Descarga gratis aquí

Descripción y Resumen

El genio del creador que necesita componer, pintar, esculpir, escribir, bailar, interpretar, actuar, concebir es la materia prima de lo que llamamos cultura. Al igual que la madera, el hierro, el aceite o la bauxita, puede moldearse, procesarse y utilizarse, pero no fabricarse. Los mediadores y gestores son sin duda fundamentales, pero sólo existen porque hay quienes tienen el impulso creativo y el genio para crear y otros que tienen la necesidad paralela de ver, contemplar, escuchar y comprender lo que producen.

Información sobre el autor y escritor

Opiniones de los lectores

Supongamos que una persona quiere escribir una tesis sobre la creación (¿pero qué es exactamente? ¿De dónde viene? ¿Para qué la necesitamos? ¿Los artistas son los únicos que pueden entenderla? Si así fuera, este texto, estos argumentos, dejarían de dar paso a lo que sería una prueba personal. Así es como nos encontramos frente al texto de José Antonio de Ory. No es una prueba unidireccional sino multidireccional sobre la creación y lo que implica. Un ensayo que aborda los problemas de la creación, especialmente en el campo de la cultura, y que nos atormenta cuando leemos este pequeño libro: ¿Cuál es el propósito de la creación, cuál es el propósito de la creación, cuáles son sus valores, debemos criticar a la cultura y al resto de la sociedad, qué es exactamente la creación cultural? Así, José Antonio de Ory nos sumerge en preguntas y nos las explica a su manera; nos lleva a dar sentido a la creación, nos lleva a los diferentes pensamientos que tiene cuando analiza estas preguntas, nos ofrece un punto de luz, pero también vemos estas preguntas estancadas, porque se detiene en ellas, las eyacula un poco y nos empuja a hacérnoslas. Porque la creación, después de todo, nace de un individuo, no de la masa, sino de la persona que quiere transmitir sus emociones, pensamientos y sentimientos de una manera estética y única. Sin embargo, de Ory nos dice lo importantes que son los gestores y curadores culturales para el desarrollo del arte en la sociedad, para que los artistas tengan un espacio en el que puedan desarrollar su voz, para que el arte tenga un espectador. A pesar de que en aquel momento Internet consiguió que el artista pudiera mostrar su obra por sí mismo sin este tipo de gestión (ver cómo las redes sociales, las páginas personales y los blogs conducían a ello), el gestor cultural de la sociedad juega un papel fundamental. Son los programadores de paneles publicitarios de un teatro o de un cine, los editores de libros, todos ellos necesarios y a la vez extraordinarios en su función, por no hablar de la propia calidad de los mismos. Crean la cultura de las personas, la cultura de la que nos nutrimos, la cultura que dejamos atrás y la cultura del futuro. Aunque hay cierta complacencia (¿quién ve una película para hacer preguntas? De Ory nos anima a ver estos productos como productos de cambio y pensamiento, productos que nos hacen pensar tanto como nos hacen sentir. Y como ella tiene razón. Así es como debemos ver la cultura, como un producto que consumimos para cuestionarnos sobre nuestra psicología, nuestra posición en el mundo y todo lo que nos rodea, para detenernos en la creación y la cultura, para hacernos preguntas. Continuo. Al menos eso es lo que me está pasando, y así es como mantenemos viva la cultura, a flote, a través de nuestra incursión en sus profundidades. El valor de la cultura debe medirse por la forma en que asumimos su responsabilidad. Todos deberíamos hacerlo si realmente queremos que exista. Deberíamos apoyar a los artistas, ir al teatro o al cine, comprar libros e ir a museos. Eso lo mantendrá vivo. De esta manera, encontraremos algo por lo que valga la pena vivir y dejaremos una herencia de valor irresoluble a nuestros descendientes.

Información de la editorial

EDICIONES ASIMETRICAS

JOSE ANTONIO DE ORY