Descargar JACQUES TOURNEUR gratis en español 2016

JACQUES TOURNEUR ruben-higueras-flores
Titulo
JACQUES TOURNEUR
Idioma
Castellano / Español
Categoria
Arte
Editorial
Ediciones Cátedra
Paginas
184
ISBN
8437634911
Comentarios
1
Fecha
Etiquetas
Arte, Cine, Directores
Descarga gratis aquí

Descripción y Resumen

La figura de Jacques Tourneur se sitúa en una especie de limbo del sistema de estudio de la era del cine clásico americano. La especificidad del cine y su lirismo formal característico reside en una economía refinada y en la fluidez narrativa, en la preferencia por la connotación más que por la denotación, en la densidad significativa de sus imágenes y en la iluminación expresionista contrastante de sus películas, cuyas ficciones se estructuran en torno a una ambivalencia acentuada y a la relativización de la verdad. La fantástica filmografía de Tourneur cuestiona la cosmovisión de que el hombre occidental está representado como el centro del universo. Este punto de vista es (re)presentado como plausible, cierto e indiscutible en otras producciones culturales y sometido a todo tipo de agresiones narrativas y formales en las películas fantásticas de Jacques Tourneur, introduciendo en sus universos alimentarios un peligro latente y difuso que amenaza con el colapso de toda certeza. (Catedra.com)

Información sobre el autor y escritor

Opiniones de los lectores

El ensayista español Rubén Higueras Flores reivindica la figura del cineasta Jacques Tourneur en un libro publicado por la Cátedra y se niega a incluir su producción cinematográfica en la desacreditada serie B, a pesar de la preferencia francesa por rodar de la misma manera y de la misma manera que las películas baratas, ¿por qué? Porque el cine de Tourneur esconde una serie de cualidades que ayudan a sostener sus creaciones y a darles detalles cualitativos que las hacen admirables para el espectador. El hecho de que el valor expresivo del sonido prevalezca sobre el del diálogo, los fuertes contrastes de luz y claroscuros de gran fuerza dramática y emocional, siempre dotados de una fuente de luz natural, las escenas de ricos detalles (incluso barrocos), el uso habitual de la elipse como medio de economía narrativa, así como las sugerencias e insinuaciones que adquieren importancia estructural y crean incertidumbre (uso inteligente del off-field) dan valor. A esto se añade la ausencia de escenas puramente expositivas y de suspense (uso del flash-back), un tono dramático sin clímax y un ritmo basado en conflictos de intereses, que no se resuelven con absoluta certeza, lo que lo aleja de los cineastas manieristas de aquellos años. El parisino Jacques Tourneur (1904-1978), hijo del director Maurice Tourneur, para quien trabajó como editor y asistente, debutó en 1931. No fue hasta 1935 que se mudó a los Estados Unidos con su esposa y obtuvo un trabajo como gerente de segunda unidad para la MGM, donde conoció al productor Val Lewton. En 1939, los productores le confiaron la producción de la primera película, Nick Carter, detective maestro, y desde entonces su carrera ha seguido ardiendo. Producciones de bajo presupuesto, como The Panther Woman (1942), donde utiliza la sugestión y la oscuridad más que los espectáculos para recrear una atmósfera difícil, han dado paso a otras como Night in the Soul, con un presupuesto de más de un millón de dólares. Gracias a su condición de director de off-road, a su precisión de encuadre y a su elegancia expresiva, como en La Nuit dans l'âme (1944), una larga remontada en la que el protagonista Hunt Bailey impone su punto de vista como narrador, Tourneur consiguió hacerse un hueco en la meca del cine. Retorno al pasado (1947) es uno de los clásicos del cine negro, un paradigma purificado de belleza formal sensible. El guión fue reescrito por cuatro autores, pero finalmente sólo apareció Daniel Mainwaring, que defendió a Robert Mitchum como intérprete de Baley (Humphrey Bogart lo haría). Con un presupuesto de 700.000 dólares, Tourneur presentó como novedad anormal los planes de espacios naturales bucólicos en contraste con los paisajes urbanos que se esperan del cine negro. La película contrasta no sólo la ciudad y el campo, sino también el presente y el pasado, la luz y la sombra, la ley y el crimen, el amor y la muerte en una película con una estructura especular en la que se utiliza con éxito la elipse de la trama. Jeff Bailey, estoico y resignado, es un hombre honesto absorbido por un amor ciego que lo lleva a un mundo de crimen y una espiral de engaño. Kathy Moffat es una mujer fatal de increíble belleza e interior oscuro, que cuida a Jeff (su víctima) y al gángster Whit Sterling, su ex novio. Nos encontramos ante un triángulo amoroso y un retrato, matizado por el pesimismo existencial, de una sociedad urbana ambiciosa y engañosa donde sólo es posible la descomposición de sus individuos corruptos, en contraste con el medio rural. El amargo pasado siempre vuelve para saldar cuentas. Para Tourneur, el cine es un universo simulado de magnetismo idólatra, como un espejo donde se mira al siglo XX a través del sueño de una representación (impulsada por la cámara) más real que la vida. Es la fuerza de su cine, la poderosa combinación del grado de realidad y el poder imaginario. Un cine que explica el mundo por las inevitables erosiones de la convivencia de los individuos, indefensos frente a su propia precariedad vital, enanos frente a la masa colectiva y pasando por un laberinto fugaz. Según Higueras, la escritura cinematográfica de Tourneur tiene la capacidad de trascender la apariencia cotidiana de las cosas para (re)presentar su fantástico potencial. Sus películas incluyen El falcón y la flecha (1950) y La noche del demonio (1956), aunque no hay que olvidar el desafortunado Tombuctú con Víctor Mature y La batalla de Maratón con Steve Reeves, limitado y musculoso. Su última película, La ciudad sumergida (1965), es una fantástica aventura submarina al estilo de Julio Verne, protagonizada por Vicent Price. El productor Willoughby ha variado tanto el guión que ha llevado al fracaso inexorable de una buena idea inicial y a la última película de un director ambivalente.

Información de la editorial

Ediciones Cátedra

Ediciones Cátedra, fundada en 1973. Premio nacional al mejor libro cultural del año 1997 y líder indiscutible en la venta de clásicos literarios comentados con sus famosas colecciones "Letras Hispánicas" y "Letras Universales", también extiende su actividad al campo general de las ciencias humanas, la lingüística, la historia, el arte, la filosofía y el pensamiento contemporáneo a la música, el feminismo, la comunicación y el cine.
Rubén Higueras Flores