Descargar LA LEYENDA DEL WENDIGO ( VINLANDIA 2) gratis en español 2019

LA LEYENDA DEL WENDIGO ( VINLANDIA 2) pedro-estrada-royo
Titulo
LA LEYENDA DEL WENDIGO ( VINLANDIA 2)
Idioma
Castellano / Español
Categoria
Infantil
Paginas
281
ISBN
8494597485
Comentarios
3
Fecha
Etiquetas
Infantil, Infantil 6 a 8 años, Literatura de 6 a 8 años
Descarga gratis aquí

Descripción y Resumen

Cinco siglos antes de Cristóbal Colón, los vikingos llegaron a América. Los vikingos acaban de descubrir que no están solos en Vinland! La misteriosa gente de rojo vivía allí mucho antes de cruzar el océano, ¿se llevarán bien con sus nuevos vecinos? Para ello, Sigrid, Harek, Keyra y Olaf tendrán que resolver las enigmáticas desapariciones que la gente de rojo atribuye a un espíritu maligno del bosque: el wendigo: ¿será real la leyenda?

Información sobre el autor y escritor

Pedro Estrada Royo

El aragonés Pedro Estrada nació en Madrid (paradojas geográficas) en 1982. Licenciado en periodismo, ha escrito en muchos medios de comunicación. Ha publicado diez libros, casi todos escritos con su esposa Raquel de la Morena. El primero, "Perdidos en el tiempo", salió a la venta en 2009, y desde entonces se han distribuido otros nueve títulos para niños y adolescentes en las librerías. La maldición de Trefoil House' fue su primera novela para jóvenes. Ganador del XIV Concurso de Cuentos Enrique Tierno Galván, algunas de sus obras han sido traducidas al catalán, chino y turco.
Pedro Estrada Royo

Opiniones de los lectores

Tanto placer como el primero de la colección ('El Guerrero Fantasma'). Este libro deleitará a lectores de 8 a 12 años (y también a lectores mayores, como yo), que se divertirán mucho con las nuevas aventuras de sus cuatro protagonistas vikingos en suelo americano. El encuentro de Sigrid, Harek, Olaf y Keyra con los Beothuk, un pueblo aborigen de Terranova, los llevará a una aventura increíble. Historia, mitología, mensaje ecológico... y mucha diversión garantizada... ¡Un libro de contabilidad!
Si mi memoria y mis cifras no faltan, Pedro Estrada se ha convertido en el único autor que puede decir que ya tiene un trío de críticos por mi parte, lo que hasta ahora sólo ha sucedido con los autores. Como me gusta asegurarme antes de decir que soy fan de alguien, hasta ahora no podía decirlo oficialmente pero creo que ya tengo suficientes criterios para que este autor se convierta en uno de mis favoritos y que empiece a notar la necesidad de leer todo lo que publico o he publicado y, por supuesto, se convierta en una recomendación fija para cualquiera que me pregunte.Para ponerte un poco en segundo plano sin hacer spoilers de la primera aventura sólo comentaré a modo de introducción que es una saga para jóvenes lectores pero pensado para que seamos tan viejos como nosotros que tenemos el placer de disfrutarla tanto o más que si tuviéramos 12 años porque aunque los protagonistas son cuatro amigos vikingos de entre 10 y 13 años, las aventuras que viven no conocen la edad y también están rodeadas de vikingos adultos que yo no sé si son más irresponsables que los propios niños. Harek tiene un serio problema con los dioses y con las profecías y los malos augurios del mago de su pueblo, mientras que su mejor amigo Olaf intenta que gane una espada consiguiendo una gran hazaña digna de un guerrero, pero con tanta mala suerte que nunca hay un adulto que confirme sus hazañas. En el lado femenino del grupo, las hermanas Sigrid y Keyra están solas y forman su propia familia en la aldea vikinga después de que sus padres desaparecieran misteriosamente en una partida de caza. La mayor es responsable y le gusta actuar razonablemente, mientras que la pequeña es superinteligente y con una curiosidad insaciable que la hace más impulsiva y abierta. Para más información, Vinlandia es el nombre dado por los exploradores vikingos que se establecieron en las costas de Norteamérica varios siglos antes de que Cristóbal Colón llegara al continente y se atribuyera el mérito. Hay que reconocer que la integración de la novela en la cultura vikinga y su mezcla con las leyendas de los nativos americanos fue una muy buena idea porque le da una base histórica con la que los lectores jóvenes pueden familiarizarse con los datos dispersos a lo largo del libro y mantener un cierto interés en todos los pequeños (y grandes) misterios que rodean la historia de toda la aventura. Por lo tanto, el punto educativo que tiene en algunas escenas lo convierte en un libro muy completo (lo que ya ha ocurrido con El Guerrero Fantasma), especialmente cuando la pequeña Keyra muestra sus habilidades intelectuales y las deja todas con la boca abierta con sus explicaciones científicas (sí, varios siglos antes de que se mencionara la ciencia como tal).Con la introducción de nuevos personajes, el autor se asegura de dar un toque diferente al que tuvo la primera parte (que fue algo más introductorio o presentando a los protagonistas), de esta manera, conocemos a Shon, un chico indígena que decidió ayudar a los cuatro amigos vikingos porque de todos modos ya ha decidido irse solo al wendigo y ningún guerrero regresó después de salir a la selva para seguirle la pista. Y también cuentan con la ayuda de Erika, una de las vikingas más experimentadas de su pueblo, a la que ya conocíamos pero que no habíamos tenido el placer de ver en acción ni de interactuar tanto con los protagonistas. En principio, puede parecer que tener hasta seis personajes en medio de la aventura y con tan pocas páginas por desarrollar podría dejar todo en la superficie, pero la verdad es que Pedro Estrada consigue llegar al punto sin sentir que vamos demasiado rápido o sin conocer realmente a los personajes, especialmente a los cuatro principales. El pasado de las hermanas Sigrid y Keyra se convierte en uno de los puntos más significativos de la saga y, al mismo tiempo, la presencia de los dioses nórdicos se hace cada vez más evidente (aunque Harek necesita lecciones privadas sobre la mitología de su propia cultura para darse cuenta de que habla cara a cara con una verdadera diosa nórdica, pero en el proceso todos aprendemos).Por otro lado, el ritmo de lectura es muy rápido, en parte por el número de páginas, aunque el ganchillo se produce principalmente gracias a los carismáticos personajes creados por Pedro Estrada y al humor que los caracteriza a todos. Hay muchas escenas en las que he hecho reír a la gente, aunque la sonrisa siempre ha estado en sus rostros. Olaf sigue siendo el personaje más gracioso para mí (es más que eso),
4'5/5 Si no echo de menos mi memoria y mis números, Pedro Estrada se ha convertido en el único autor que puede decir que ya tiene un trío de críticos por mi parte, lo que hasta ahora sólo se ha hecho con autores (...). Como me gusta asegurarme antes de decir que soy fan de alguien, hasta ahora no podía decirlo oficialmente pero creo que ya tengo suficientes criterios para que este autor se convierta en uno de mis favoritos y que empiece a notar la necesidad de leer todo lo que publico o he publicado y, por supuesto, se convierta en una recomendación fija para cualquiera que me pregunte.Para ponerte un poco al fondo sin hacer spoilers de la primera aventura sólo comentaré a modo de introducción que se trata de una saga para jóvenes lectores pero pensada para que seamos tan viejos como si estuviéramos disfrutando como si tuviéramos 12 años porque aunque los protagonistas son cuatro amigos vikingos de entre 10 y 13 años, las aventuras que viven no conocen la edad y también están rodeadas de los vikingos adultos que no sé si son más irresponsables que los propios niños (...)...) Los cuatro protagonistas son muy diferentes entre sí y es sorprendente ver cómo, en tan pocas páginas que tienen las novelas, el autor consigue definir en detalle la personalidad de cada una, aunque es cierto que ya las conocemos y que aquí sólo tenemos que seguir estableciendo perfiles con matices. Para saber más, Vinlandia es el nombre dado por los exploradores vikingos que se asentaron en la costa norteamericana varios siglos antes de Cristóbal Colón y le dieron este título. Hay que reconocer que la integración de la novela en la cultura vikinga y su mezcla con las leyendas de los nativos americanos fue una muy buena idea porque le da una base histórica con la que los lectores jóvenes pueden familiarizarse con los datos dispersos a lo largo del libro y mantener un cierto interés en todos los pequeños (y grandes) misterios que rodean la historia de toda la aventura. Por lo tanto, el punto educativo que tiene en algunas escenas lo convierte en un libro muy completo (lo que ya ha ocurrido con El Guerrero Fantasma), especialmente cuando la pequeña Keyra muestra sus habilidades intelectuales y las deja todas con la boca abierta con sus explicaciones científicas (sí, varios siglos antes de hablar de la ciencia como tal). Con la introducción de nuevos personajes, el autor se asegura de dar un toque diferente a la primera parte (que fue más bien una introducción o introducción a los personajes principales). De esta manera, ahora conocemos a Shon, un niño nativo que decidió ayudar a los cuatro amigos vikingos porque ya ha decidido ir a buscar el wendigo solo de todos modos y ningún guerrero ha regresado después de cazarlo en el bosque. (...) Pedro Estrada consigue llegar al punto sin sentir que va demasiado rápido o sin conocer realmente a los personajes, especialmente a los cuatro protagonistas. El pasado de las hermanas Sigrid y Keyra se convirtió en uno de los puntos más llamativos de la saga y, al mismo tiempo, la presencia de los dioses nórdicos se hizo cada vez más evidente (...) Por otro lado, el ritmo de la lectura fue muy rápido, en parte debido al número de páginas, aunque el gancho se produjo principalmente gracias a los carismáticos personajes creados por Pedro Estrada y al humor que los caracterizaba a todos. Hay muchas escenas en las que he hecho reír a la gente, aunque la sonrisa siempre ha estado en sus rostros. Olaf sigue siendo el personaje más gracioso para mí (de hecho, me parece que lo mejor del libro son las conversaciones de Olaf tratando de comunicarse con Shon en el idioma de los nativos). Muchas de las situaciones que ocurren son absurdas como la mayoría de los diálogos, en el buen sentido, y sin embargo la novela se cuenta de una manera que nos hace olvidar que tiene rasgos infantiles porque hay ironías y sarcasmos para los que tenemos que ser muy inteligentes, así como varios guiños muy bien hilados para que los más atentos se distingan, son elementos que demuestran la competencia que tiene el autor para crear una obra para todos los públicos y que a su vez se adapta en capas de humor para que cada uno pueda apreciar a su nivel. A diferencia de lo que ocurrió con la primera parte, en la que me faltaron unas páginas más (sólo por egoísmo para seguir disfrutando), lo que me hizo querer seguir leyendo no es el número de páginas, sino el columpio con el que me deja Pedro Estrada en el último capítulo (?) el resultado es un libro perfecto para quien lee por placer (?) esta saga tiene mucho que ver porque los personajes tienen una energía sin fin,

Información de la editorial

Ediciones Naufragio de Letras, S.L.

Pedro Estrada Royo