Descargar LUCES DE BOHEMIA (CLASICOS) gratis en español 2017

LUCES DE BOHEMIA (CLASICOS) ramon-del-valle-inclan
Titulo
LUCES DE BOHEMIA (CLASICOS)
Idioma
Castellano / Español
Categoria
Infantil
Editorial
EDICIONES SM
Paginas
146
ISBN
8467592079
Comentarios
6
Fecha
Etiquetas
Infantil, Más de 12 años, Literatura más de 12 años
Descarga gratis aquí

Descripción y Resumen

Un clásico esencial de la literatura española: un relato trágico sobre la vida literaria en la sociedad de la época. Una muerte grotesca. Una realidad grotesca. ¿Todavía crees que los clásicos son cosa del pasado?

Información sobre el autor y escritor

RAMON DEL VALLE-INCLAN

Ramón María del Valle-Inclán y de la Peña (Vilanova de Arousa, Galicia, España, 28 de octubre de 1866 - Santiago de Compostela, 5 de enero de 1936), dramaturgo, novelista y miembro de la Generación Española del 98, es considerado el dramaturgo más notable y, sin duda, el más radical de los dramaturgos que trabajaron para revertir el tradicionalismo del sistema teatral español a principios del siglo XX. Su dramatización es muy importante por su influencia en las generaciones posteriores de dramaturgos españoles.
RAMON DEL VALLE-INCLAN

Opiniones de los lectores

El primero de los grotescos escritos de Valle Inclán cuenta las últimas horas de un poeta ciego, Max Estrella, y su pequeño alter ego de perro faldero, Don Latino. El estilo literario de Valle Inclán en esta obra es sencillamente magistral, directo, fluido, con unas descripciones y notas que deshumanizan a los personajes, dotándolos de un comportamiento a veces casi animal, que nos deja una impresión más que miserable de ellos. Valle Inclán utiliza sus recursos literarios para distorsionar su visión de la sociedad con el fin de crear lo grotesco, donde veo una clara influencia anarquista y un deseo de romper con el orden establecido. Distorsiona la imagen de la sociedad que tuvo que vivir de manera exageradamente burlesca, con lo grotesco que consigue hacernos llorar y sonreír casi al mismo tiempo, superponiendo emociones contradictorias. Hace una crítica generalizada utilizando la textura estética de lo grotesco, porque según Max "El sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada" La deformación lingüística también ayuda en la creación del ogro, porque el discurso utilizado en la obra es complicado, un choque constante de diferentes estratos sociales, desde el artista cultivado hasta el obrero, el burgués o el típico lenguaje andrajoso bohemio. Podemos ver los restos de múltiples oradores, el ministro, el preso catalán, la chica de la lotería, la prostituta o el hombre sereno representados con culminaciones, frases hechas, gitanos, arrabalismos...Valle Inclán nos lleva con esta obra a través de la más sórdida y bohemia de las tertulias madrileñas y nos muestra a través de su criba burlesca, exagerada y paródica una sociedad deformada y necesitada de un cambio urgente, Mientras las calles se llenan de farolas rotas, hordas de jornaleros en huelga y nacientes levantamientos sociales, observan las últimas horas de la vida de Max Estrella, un poeta ciego que llegó a menos que tomara su propia muerte como una broma. La primera de las obras del "teatro de lo grotesco" de Valle Inclán nos habla de las últimas horas de un poeta ciego, Max Estrella, y de su alter ego, Don Latino. El estilo literario de Valle Inclán al escribir esta obra es simplemente magistral, directo, fluido y con una serie de descripciones y comentarios que deshumanizan a los personajes, dándoles un comportamiento a veces ligeramente animal, dejándonos una impresión más que miserable. Valle Inclán utiliza sus recursos literarios para distorsionar su visión de la sociedad con el fin de crear el llamado "teatro de lo grotesco", donde veo al menos una evidente influencia anarquista, y un sentido de ruptura con el orden establecido de las cosas. Distorsiona la imagen de la sociedad en la que tiene que vivir, de forma exageradamente burlesca, y a través del teatro burlesco ha conseguido que se superpongan diferentes emociones y nos haga derramar una lágrima y lucir una sonrisa al mismo tiempo. Hace una crítica general utilizando la textura estética de lo grotesco, y como el mismo Max dijo en algún momento "El sentido trágico de la vida española sólo puede darse a través de una estética sistemáticamente distorsionada". El desarrollo psicológico que da a los personajes consigue darles una personalidad muy fuerte y no se puede evitar sentir la misma amargura que les llena, y que junto con la desproporcionada expresión cómica que tienen, crea la sólida base del Teatro de lo grotesco.Valle Inclán nos lleva con esta obra al Madrid más sórdido y bohemio de los años 20, desde la tertulia de la cafetería, y nos muestra a través de su exagerado, paródico y burlesco sive una sociedad deformada y necesitada de cambios urgentes, mientras las calles con suelos llenos de cristales rotos, trabajadores en huelga y nacientes disturbios sociales, ven como las últimas horas de la vida de Max Estrella, un poeta ciego exhausto, llegan a su fin.
4/5Valle-Inclán es experto en la representación de España y en el arte de hacer que el lector piense y se ría al mismo tiempo. Leí este libro como una lectura obligada hace años, pero debido a las circunstancias del momento no pude dedicarle el tiempo y la atención que requería y la verdad es que apenas podía recordar nada. Era como si no lo hubiera leído y no pudiera dejarlo así... Me alegro de haberme sumergido en sus páginas y haberlo hecho bien, con ganas, atención y tiempo. Luces de Bohemia se lo merece: ser leído críticamente y poder descubrir los entresijos de sus líneas. Creo que el autor consigue representar España tal como es, pero de una manera grotesca, sin caer en la vulgaridad. Los diálogos muestran constantemente lo que quiere transmitir, las contradicciones nos muestran ambos lados de la obra tanto personal como colectivamente, y las ironías simplemente la elevan al nivel de obra maestra y hacen de la Ilustración de Bohemia una obra digna de estudio y conocimiento.Es cierto que no encuentro ninguna diferenciación explícita de cada personaje, es decir, si el autor no especificara quién está hablando en cada momento no podría descifrarlo, pero en este caso no es algo que dificulte la lectura ni es realmente necesario, ya que lo que prevalece es el mensaje sobre la caracterización de los personajes, en mi opinión. Recompensa el robo y la falta de vergüenza. En España, todo lo malo se recompensa. ¿Qué piensas de este trabajo? ¿Recomiendas otros del autor? Te entiendo. :)
Lo releí después de casi cuatro años, esta vez sabiendo a qué me enfrento y olvidando a veces todos los discursos que marqué a finales de 2012. Lo estoy terminando de nuevo, esta vez de una sola vez y en tan poco tiempo que me sorprende que se me hayan acabado las páginas. Todavía tengo lágrimas en los ojos cada vez que leo Lumières de Bohême, no sólo por Max Estrella, Collet, Claudinita y todos esos personajes que te gustan, sino también por los recuerdos. Porque el libro todavía huele a mis clases de secundaria llenas de pintura y aguarrás, porque los apuntes no han sido borrados, y todavía recuerdo el momento exacto en que alguien dejó de leer y dijo que era el libro más actualizado que había leído. Todavía lo es, y todavía me impresiona el poder con el que golpea a la sociedad de una manera tan brillante y mordaz. Sigue siendo tan relevante hoy como lo era hace cuatro, diez, veinte años, y todavía lo amo tanto como cuando tenía dieciséis años. Tal vez incluso más. Es cierto para la complejidad del lenguaje, es cierto para lo absurdo y lo grotesco, es cierto para la necesidad de entrar en el contexto para comprender plenamente lo que Valle-Inclán no pudo ver representado en el escenario. Pero su complejidad no le quita brillo, y tal vez ésa y todas sus demás características -las marcas, la luz, la oscuridad, la muerte- son la razón de ello. - (P.D.: La fecha de inicio del libro es la de la primera lectura, y la fecha de finalización es la de esta segunda lectura).
Publicado en 1920, no se jugará en España hasta 1970. Es una de las obras más importantes de la literatura de nuestro país, y una de las más destacadas del escritor y dramaturgo Ramón del Valle-Inclán. Con ello inauguró un nuevo género teatral que él mismo llamó "El Esperpento", una visión exagerada y distorsionada de la realidad. Como era común entre los escritores de la época, la crítica y el compromiso social están arraigados en cada palabra e idea encarnada en esta compleja sátira sobre la división de clases, los poetas, la política y el abuso de poder. Las escenas son numerosas y los lugares donde se desarrolla la trama cambian continuamente. Además, el gran número de personajes que interactúan entre sí al mismo tiempo hace que el guión sea difícil de interpretar. Se cuentan las últimas horas de su vida, ya anciano, miserable y ciego, cuyo reconocimiento forma parte de un pasado lejano. Max se pierde en las calles de un Madrid oscuro, hambriento y sórdido y conoce a diferentes personajes de la bohemia madrileña de la época. La figura de Max refleja la trágica y grotesca parábola de la imposibilidad de vivir en un país deformado, injusto y opresivo como la España de la Restauración.
"En España puede faltar el pan, pero el ingenio y el buen humor no se detienen ahí" - Ramón María del Valle-Inclán, Luces de Bohemia Luces de Bohemia es -sin duda por su calidad- una de las obras más conocidas del padre de lo grotesco, Ramón María del Valle-Inclán. En esta obra, el escritor bohemio por excelencia demuestra una vez más un profundo conocimiento de la esencia de España, que no duda en exponer con el más espiritual sentido del humor y el sarcasmo, tocando con la punta de los dedos la frontera del absurdo, incluso superándola. Valle-Inclán nos habla de la España de principios del siglo XX desde el punto de vista de Máximo Estrella, un hombre apasionado y delirante cuya actitud ante la vida le hace vivir una serie de las experiencias más inesperadas. De la mano de Don Latino, su fiel perro lazarillo, Máximo Estrella se aventura por las animadas calles de Madrid para vivir una experiencia que, sobre todo, busca recordarnos la esencia misma del español.Labián Riquelme
Leí "Luces de Bohemia" en el instituto. No recordaba mucho, sólo estaba muy aburrido. Tal vez el hecho de que fuera una lectura obligatoria tuvo algo que ver con ello. El hecho es que, casi dos décadas después, tengo una opinión muy diferente. La obra se centra en el último día de la vida de Max Estrella, un poeta ciego y deshonrado que vive en la miseria. Acompañado por su amigo, Don Latino de Híspalis, el poeta recorre las calles de un Madrid decadente, criticando a la sociedad española de la época a través de sus diálogos. Con ellos veremos toda una serie de personajes diferentes que nos ayudarán a percibir la decadencia de la España de entonces. Luces de Bohemia es una obra de Valle-Inclán, con la que el escritor inauguró un nuevo género teatral: Esperpento. En palabras del autor, "el esperpento (el ogro) intenta mostrar una realidad distorsionada, hacernos ver lo que escondemos, lo que somos pero no queremos admitir". Y para dar forma a este ogro, Valle-Inclán crea el personaje de Max Estrella. Gracias a esta relectura, pude apreciar este trabajo y todo el mensaje que contiene. Valle-Inclán satiriza y caricaturiza todos los personajes, exagerándolos y estirándolos hasta su deformación. Está lleno de críticas sociales y políticas a una España que no ha sabido valorar a sus autores y artistas y que, sin embargo, ha premiado el mal comportamiento, a los que no se avergüenzan. Muestra lo poco que ha cambiado desde los años 20... Con este libro, estoy completando el Desafío 17, una obra de teatro o un desafío de lectura de poesía del número 24.

Información de la editorial

EDICIONES SM

SM es un proyecto cultural y educativo con dos campos de actuación plenamente integrados: la labor editorial de las empresas de SM, dedicada a la producción de contenidos y servicios educativos, publicaciones religiosas y literatura para niños y adolescentes, y la labor social de la Fundación SM, que utiliza los beneficios del grupo editorial para mejorar la calidad de la educación y acercar la educación y la cultura a los segmentos más desfavorecidos de la sociedad.
RAMON DEL VALLE-INCLAN